Opinión Portada

Opinión: Desarrollo Digital y Medio Ambiente: ¿Son compatibles?

Sin duda la realidad virtual se hace espacio en el escenario cotidiano de la vida. Esta virtualidad, coge aún mayor preponderancia en el contexto actual de pandemia. Pero el despliegue de estas tecnologías no puede considerar en su implementación, un menoscabo a otros bienes jurídicos protegidos o protegibles, tales como el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación, el patrimonio paisajístico, o el potencial turístico de un sector.

Resultan reveladores los proyectos de fibra óptica que buscan la conectividad de una extensión de más de 10 mil kms. en nuestro país. Esta iniciativa, liderada por la Ministra de Telecomunicaciones, Gloria Hutt, incluye obras como el proyecto Fibra Óptica Nacional (FON) que incluye a 186 comunas de nuestro territorio (con un subsidio sin precedentes de $ 86.000 millones) y que ya fue adjudicado en casi su totalidad en abril pasado.

Otro proyecto que destaca es el de Fibra Óptica Austral, que conectará a las tres regiones del extremo sur del país mediante 4.500 km. de troncales submarinas y terrestres de fibra, dotando de conectividad a uno de los sectores más remotos de nuestro país, acortando así la brecha digital existente y, mejorando con ello, la calidad de vida de los usuarios.

Lamentablemente, no todo son luces a la hora de referirse al desarrollo digital. Pues debe añadírsele el calificativo de “sostenible”. En este sentido, resulta tristemente revelador un  proyecto de “paralelismo y atraviesos”  de Fibra Óptica presentado por la empresa TELEFÓNICA DEL SUR y aprobado por la DIRECCIÓN DE VIALIDAD de la Región de Los Lagos, que dentro de sus términos de referencia prevé tan solo 3 kms (de un total de 26 kms) en forma soterrada, lo que equivale a decir que cerca de 23 kms del  camino que conecta Nochaco con las comunas de Puerto Octay y Frutillar se verán claramente afectados por elementos tan disruptores del paisaje como lo son postes de una altura de 6 metros y su respectivo cableado aéreo.

En suma, este proyecto ilustra el despliegue del potencial tecnológico sin tener en cuenta otras consideraciones, como las de corte ambiental, contaminando visualmente el camino público y terrenos coledaños, en claro detrimento del valor paisajístico y turístico de este invaluable sector de la Región de Los Lagos.

Por ello, una visión integral y sustentable del desarrollo obliga a hacer los esfuerzos necesarios para sostener una relación equitativa entre la conectividad digital y un medio ambiente sano. Es decir, los valores que plantea este binomio no tienen por qué ser antagónicos, sino que ambos pueden y deben ser resguardados en su justo equilibrio, en pos de una sociedad que pueda alcanzar su mayor realización material y espiritual posible. Esperamos que las empresas del sector y los organismos gubernamentales correspondientes se posicionen como líderes en materia de desarrollo sustentable.

Autor:

Isidora Ramírez

Abogada de la Pontificia Universidad Católica de Chile

Máster y Ph.D (c) en Derechos Humanos, Justicia Internacional y Democracia de la Universidad de Valencia (España)

Deja un comentario