Se va el subsecretario de confianza de Mañalich: Arturo Zúñiga renuncia a Redes Asistenciales y sopesa candidatura

Anuncio se hará oficial una vez que se defina su reemplazante en el gabinete, en una búsqueda que ya ha descartado a varios postulantes. Sus cercanos relatan que el ingeniero comercial «cerró un ciclo» en el Minsal, que estaba a la espera de que atenuara la pandemia para concretar su salida y que ahora optaría a un cargo de elección popular. «Ha hecho un trabajo excepcional y las decisiones que él quiera tomar con su futuro, las respeto», dijo el ministro de Salud, Enrique Paris.

Solo resta definir a su sucesor para que el anuncio se haga públicamente, pero la decisión ya fue oficializada al interior del Ministerio de Salud y en el gobierno: Arturo Zúñiga, la segunda figura mejor evaluada de la cartera, renunció a la subsecretaría de Redes Asistenciales y evalúa iniciar una candidatura parlamentaria o constituyente.

Cercanos al ingeniero comercial de la PUC relatan que con la habilitación de una red de laboratorios, la ampliación de camas críticas, la compra de equipamiento y contratación del personal, para el gestor de la red integrada, pública y privada, se cumplió un ciclo. “Siente que es un buen momento, porque ya se preparó la red y se montó una planificación para la emergencia del Coronavirus y hoy no hay una situación de alto nivel de contagios que impida su salida, por lo que puede cerrar un ciclo de buena forma y pensar en su futuro”, comentan desde la cartera de Salud, agregando que “la decisión no la pudo tomar antes, por los potentes últimos brotes, como el de Magallanes”


La salida de Zúñiga se producirá en medio de una evaluación positiva, tanto de su gestión interna -según expresa su jefe en el Ministerio de Salud, Enrique Paris- como de reconocimiento público, según lo plasmado en la última encuesta Cadem de octubre, que evaluó el desempeño del equipo de gobierno.

En ese sondeo, a continuación de Paris -cuyo manejo registra un 63% de aprobación-, se ubica Zúñiga con un 59% de respaldo y un 35% de desaprobación. En esa línea, Paris comentó a La Tercera PM que “(Zúñiga) ha sido un excelente subsecretario, un hombre leal, tiene todo mi respaldo, ha hecho un trabajo excepcional y las decisiones que él quiera tomar con su futuro, las respeto”.

El pediatra destaca que, dentro de los hitos de su trabajo durante la pandemia está “la estrategia implementada por él, que se mantuvo en el tiempo, con preocupación permanente por las camas, traslado de pacientes, compra de ventiladores, contrato de personal. Él se reunía todas las semanas con los gremios”.

Los números de las encuestas también son seguidos con atención desde la UDI, que ven en Zúñiga un candidato parlamentario o, incluso, constituyente. Para el subsecretario, en tanto, no estaría decidido y apostaría a los próximos días libres que vendrán -una vez que se concrete su salida del Minsal- para definir su interés por alguno de los cargos.

Entre sus cercanos en el ministerio y también en la UDI, destacan que frente a los cuestionamientos y querellas que han sido presentadas en contra del gobierno y los personeros de Salud, el rol de Zúñiga ha estado “lejos del ojo del huracán”, pues incluso, en más de una ocasión, las críticas opositoras han destacado que sí se cumplió con la duplicación de camas y que los problemas del manejo de la pandemia no están radicados en la subsecretaría de Redes Asistenciales, sino que en aspectos como el conteo de casos, fallecidos o la trazabilidad.

Así, las eventuales críticas opositor a la autoridad podrían ser refrendadas por hechos concretos y el hito de que se cumplió con el compromiso inicial: “no faltó ni cama ni ventilador para ningún chileno y en eso el subsecretario puede estar tranquilo. Su meta está cumplida”, detalla uno de sus colaboradores.

La carrera en el servicio público del subsecretario de Redes Asistenciales partió en el programa Jóvenes al Servicio de Chile de la Fundación Jaime Guzmán. Y aunque en la universidad nunca militó en el Movimiento Gremial, sí tenía cercanía con ese ideario. En ese contexto, y antes de ser el jefe de gabinete del exministro Jaime Mañalich, durante los primeros meses de la administración de Piñera I, se desempeñó como director de salud de la corporación municipal de Panguipulli.

Durante la segunda administración, Zúñiga componía el “circulo de hierro” del exjefe de Salud, y tras su salida en junio, el titular de Redes Asistenciales fue tomando un mayor protagonismo político, por ejemplo, cuando señaló que “hubo quienes querían que falláramos en esta pandemia”, o cuando criticó una de las franjas del Apruebo por la alusión a una supuesta falta de ventiladores y del “dilema de la última cama”.

La salida del subsecretario se suma también a la renuncia del exjefe de Epidemiología del Minsal, Rafael Araos, la que tuvo lugar durante el lunes por la tarde, quien ahora se desempeñará como asesor del ministerio para el Covid-19.

Solo resta definir a su sucesor para que el anuncio se haga públicamente, pero la decisión ya fue oficializada al interior del Ministerio de Salud y en el gobierno: Arturo Zúñiga, la segunda figura mejor evaluada de la cartera, renunció a la subsecretaría de Redes Asistenciales y evalúa iniciar una candidatura parlamentaria o constituyente.

Cercanos al ingeniero comercial de la PUC relatan que con la habilitación de una red de laboratorios, la ampliación de camas críticas, la compra de equipamiento y contratación del personal, para el gestor de la red integrada, pública y privada, se cumplió un ciclo. “Siente que es un buen momento, porque ya se preparó la red y se montó una planificación para la emergencia del Coronavirus y hoy no hay una situación de alto nivel de contagios que impida su salida, por lo que puede cerrar un ciclo de buena forma y pensar en su futuro”, comentan desde la cartera de Salud, agregando que “la decisión no la pudo tomar antes, por los potentes últimos brotes, como el de Magallanes”

La salida de Zúñiga se producirá en medio de una evaluación positiva, tanto de su gestión interna -según expresa su jefe en el Ministerio de Salud, Enrique Paris- como de reconocimiento público, según lo plasmado en la última encuesta Cadem de octubre, que evaluó el desempeño del equipo de gobierno.

En ese sondeo, a continuación de Paris -cuyo manejo registra un 63% de aprobación-, se ubica Zúñiga con un 59% de respaldo y un 35% de desaprobación. En esa línea, Paris comentó a La Tercera PM que “(Zúñiga) ha sido un excelente subsecretario, un hombre leal, tiene todo mi respaldo, ha hecho un trabajo excepcional y las decisiones que él quiera tomar con su futuro, las respeto”.

El pediatra destaca que, dentro de los hitos de su trabajo durante la pandemia está “la estrategia implementada por él, que se mantuvo en el tiempo, con preocupación permanente por las camas, traslado de pacientes, compra de ventiladores, contrato de personal. Él se reunía todas las semanas con los gremios”.

Los números de las encuestas también son seguidos con atención desde la UDI, que ven en Zúñiga un candidato parlamentario o, incluso, constituyente. Para el subsecretario, en tanto, no estaría decidido y apostaría a los próximos días libres que vendrán -una vez que se concrete su salida del Minsal- para definir su interés por alguno de los cargos.

Entre sus cercanos en el ministerio y también en la UDI, destacan que frente a los cuestionamientos y querellas que han sido presentadas en contra del gobierno y los personeros de Salud, el rol de Zúñiga ha estado “lejos del ojo del huracán”, pues incluso, en más de una ocasión, las críticas opositoras han destacado que sí se cumplió con la duplicación de camas y que los problemas del manejo de la pandemia no están radicados en la subsecretaría de Redes Asistenciales, sino que en aspectos como el conteo de casos, fallecidos o la trazabilidad.

Así, las eventuales críticas opositor a la autoridad podrían ser refrendadas por hechos concretos y el hito de que se cumplió con el compromiso inicial: “no faltó ni cama ni ventilador para ningún chileno y en eso el subsecretario puede estar tranquilo. Su meta está cumplida”, detalla uno de sus colaboradores.

La carrera en el servicio público del subsecretario de Redes Asistenciales partió en el programa Jóvenes al Servicio de Chile de la Fundación Jaime Guzmán. Y aunque en la universidad nunca militó en el Movimiento Gremial, sí tenía cercanía con ese ideario. En ese contexto, y antes de ser el jefe de gabinete del exministro Jaime Mañalich, durante los primeros meses de la administración de Piñera I, se desempeñó como director de salud de la corporación municipal de Panguipulli.

Durante la segunda administración, Zúñiga componía el “circulo de hierro” del exjefe de Salud, y tras su salida en junio, el titular de Redes Asistenciales fue tomando un mayor protagonismo político, por ejemplo, cuando señaló que “hubo quienes querían que falláramos en esta pandemia”, o cuando criticó una de las franjas del Apruebo por la alusión a una supuesta falta de ventiladores y del “dilema de la última cama”.

La salida del subsecretario se suma también a la renuncia del exjefe de Epidemiología del Minsal, Rafael Araos, la que tuvo lugar durante el lunes por la tarde, quien ahora se desempeñará como asesor del ministerio para el Covid-19.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: