¿Por qué el 3 de diciembre es el Día del Médico?

Está efeméride se implementó en 1953 en Texas, EE.UU en honor a Carlos Juan Finlay Barrés, el médico que descubrió que el mosquito Aedes aegypti era el transmisor de la fiebre amarilla.

El día del Médico se celebra todos los 3 de diciembre desde 1953, momento en que fue implementado por La Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el Congreso Panamericano en  la ciudad de Dallas, Texas, Estados Unidos.

Esta efeméride se estableció en homenaje a Carlos Juan Finlay Barrés, nacido en dicha fecha en 1833 en Cuba, y fue quién descubrió que la fiebre amarilla era transmitida por un vector: el mosquito Aedes aegypti.

Sin embargo en nuestro país esta fecha no se celebró sino hasta 1956, cuando la Argentina se adhirió oficialmente a la conmemoración por  la iniciativa del Colegio Médico de Córdoba, avalada por la Confederación Médica Argentina y oficializada por decreto del gobierno nacional.

Carlos Juan Finlay Barrés

Nació en 1833 en la Provincia de Cuba, cuando Cuba formaba parte del Reino de España. Hijo de padre médico, a los doce años fue enviado a París para realizar sus estudios  y regresó a Cuba dos años más tarde, porque contrajo una enfermedad. Retornó a Francia en 1848 para completar su educación.

Se graduó del Jefferson Medical College en 1855. Fue el primero en 1881 en proponer la teoría del mosquito como un transmisor de la fiebre amarilla.

Presentó su teoría en International Sanitary Conference, donde sus estudios fueron desestimados.

Un año más después el médico logró  identificar al mosquito del género Aedes aegypti  como el organismo transmisor de la fiebre amarilla.

Finlay reveló que  el mosquito que picaba a una persona enferma, podría subsecuentemente picar a una persona sana e infectarla. 

También descubrió que el individuo picado una vez por un mosquito infectado, quedaba inmunizado contra futuros ataques de la enfermedad. De ahí nació el suero contra la fiebre amarilla.

Su teoría fue seguida por las recomendaciones de control en la población del mosquito y fue así como pudo controlarse la diseminación de la enfermedad.

Pero el reconocimiento y sus hipótesis, así como sus pruebas exhaustivas fueron confirmadas casi 20 años después, por la Walter Reed Commission de 1900.

Cuando el general Leonard Wood, gobernador de Cuba, pidió que se probará la teoría de Finlay, una vez finalizada la guerra Hispano-estadounidense para combatir la fiebre amarilla.

 El doctor William Crawford Gorgas,  creó La Comisión Cubana de la Fiebre Amarilla que, siguiendo las indicaciones del médico cubano, combatió al mosquito y aisló a los enfermos. El resultado:  en sólo siete meses había desaparecido la enfermedad de Cuba.

Finlay murió de un ataque cerebral, originado por severas convulsiones, en su casa en La Habana el 20 de agosto de 1915.

Honores y Reconocimientos

El gobierno de Cuba creó el Premio de Microbiología «Carlos J. Finlay», que la UNESCO entrega cada dos años a investigadores cuya labor en temas relacionados con la microbiología (inmunología, biología molecular, genética y otras) haya contribuido de manera destacada a la salud.

La Confederación Médica Panamericana dispuso celebrar el 3 de diciembre como Día del Médico en varios países de América en su honor. 

Una calle de Cuba en el centro de la Habana Vieja, el Gobierno Revolucionario fundó en 1962 un museo de historia de la Medicina en honor de Carlos J. Finlay.

En la municipalidad de Marianao,  hay un monumento en forma de jeringa en honor al Dr. Finlay, al que usualmente se refieren como «El Obelisco».

Fue conmemorado en un sello cubano en 1981.

Fue nominado en siete ocasiones para el premio Nobel en Fisiología y Medicina, sin haber ganado dicho premio.

Recibió la Orden Nacional de la Legión de Honor de Francia en 1908

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: