Policiales Portada 

Puerto Montt: Fiscalía pide cárcel de por vida por crimen

Casi 16 meses de iniciado el proceso de investigación tras el horroroso crimen de la pequeña Sophie Claire, quien fue brutalmente asesinada al interior de una vivienda en el sector Alerce de Puerto Montt el 25 enero de 2018, y por el cual está formalizado y en prisión preventiva su propio padre, finalmente el Ministerio Público cerró la etapa de indagatorias y presentó un escrito para solicitar una audiencia de preparación de juicio oral.

Tal y como consignó La Opinión de Chiloé, la pequeña de tan sólo un año con once meses murió en un recinto asistencial debido a diversas lesiones vinculadas a una salvaje agresión de la que sería responsable su padre. Ese día, Francisco Javier Ríos Ríos y Camila Alejandra Adriazola Campos, madre de la menor, ingresaron al Cesfam de Alerce con la niña en estado de extrema gravedad diciendo que se habría caído en el baño, confirmándose luego su deceso. Por este crimen, el sujeto fue aprehendido y formalizado, quedando en prisión preventiva; su acompañante en tanto, quedó en calidad de testigo y víctima «residual» ya que acusó haber sido golpeada por el delincuente.

Fue la fiscal Ana María Agüero quien dio a conocer este viernes que la investigación ya terminó y que presentó la acusación ante el tribunal para concretar el juicio. En este marco, Francisco Javier enfrentará a los magistrados en calidad de acusado como autor en grado de consumado del delito de parridio en contra de la pequeña Sophie Claire y también por un delito de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar que habría cometido contra Camila Alejandra.

La persecutora indicó que por el primer delito “estamos pidiendo la pena de presidio perpetuo calificado, que es la máxima que establece nuestro ordenamiento jurídico en atención a la dinámica de los hechos, la edad que tenía, la intención de matar a su hija, la desproporción y el deber de cuidado que tenía de su hija. Nosotros solicitamos dos agravantes, que son obrar sobre seguro y del respeto que la niña se merecía por su edad».

Se espera que en junio se realice la audiencia de preparación de juicio oral, esperándose que aquél se concrete en julio.

El crimen
Tal y como consignó La Opinión de Chiloé, el jueves 25 de enero de 2018 la madre y el imputado llegaron al centro asistencial del sector de Alerce asegurando que la pequeña de un año y 11 meses había quedado inconsciente tras sufrir una caída en el baño, falleciendo mientras era atendida. La tesis del delincuente (y su defensa) es que él no tuvo participación en el crimen y que las graves lesiones que tenía la niña provenían de las atenciones practicadas por el personal médico tras intentar reanimarla

Lo que pasó antes de su arribo fue materia de investigación por más de un año, aunque según declaraciones de la madrina de Sophie, la madre habría ido sólo por 2 días a esa casa y que fue golpeada y amenazada con un cuchillo cuando intentó escapar luego de percatarse que la niña tenía algunas marcas indicando “ella sabía como era él (…) Camila llevó donde Francisco a la niña más para que Sophie se crezca con un papá y una mamá (…) ella estaba ahí en la casa, y él bañaba a la niña, la cambiaba, no dejaba que Camila la vistiera ni nada, él le hacía las cosas de la niña” añadiendo “ellos nunca estuvieron juntos, la niña quería conocer a su papá, preguntaba por su papá”. No detalló lo que pasó cuando el imputado estuvo horas encerrado en el baño con la pequeña mientras Camila estaba afuera escuchando sin llamar a nadie.

La llegada al SAPU de Alerce fue grabado por las cámaras de seguridad del recinto donde se observa que ambos entraron en forma separada. La madre ingresa pidiendo ayuda en una ventanilla, mientras que el imputado mantiene a la pequeña en sus brazos (se presume muerta) sin acercarse a nadie y alejándose rápidamente del resto de personas que estaban en el lugar; a los pocos segundos, ingresan a la sala de atención separados raudamente: fue ahí donde se constató que la niña estaba sin vida y con horrorosas lesiones atribuibles a terceras personas.

En cuanto a lo que ocurrió ese jueves, el fiscal señaló a La Opinión de Chiloé y otros medios, “horas previas [a la muerte, Sophie] estuvo al cuidado del padre como de la madre, sin embargo, es el padre quien —de acuerdo a los antecedentes que ahora tenemos— la mantiene en el sector de baño, escondida de su madre, no pudiendo tener acceso precisamente su madre a ella. Ella solamente [estaba] escuchando lo que ocurría al interior del baño y en esa circunstancia entonces, luego él le relata a ella que [la pequeña] había caído y de esa manera se había producido una lesión de modo tal de que había perdido la conciencia”.

Tras las pericias tanatológicas por parte de profesionales del Servicio Médico Legal (SML) de Santiago y Puerto Montt, se determinó que la causa de muerte de Sophie Claire fue por una hemorragia interna luego que el delincuente presionara (o golpeara con un objeto contundente) el abdomen de la pequeña con una enorme fuerza lesionándole seis órganos, sin que se sepa hasta ahora las circunstancias dado que Ríos Ríos ha guardado absoluto silencio. Una de las hipótesis sugeridas por el equipo forense es que el hombre podría haberse parado sobre la menor a la altura del estómago hasta matarla, e incluso, se ha mencionado que saltó sobre ella.

Se realizaron pericias con expertos colombianos habituados en análisis de cadáveres de menores en regímenes de maltrato infantil y fallecimientos vinculados a tráfico de órganos, los que corroboraron las conclusiones de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones y del Servicio Médico Legal que acusaron la existencia de un asesinato y la presencia del síndrome del niño sacudido y azotado junto con lesiones vinculados a potenciales quemaduras, lo que sería congruente con lesiones antiguas de maltrato y negligencia.

Related posts

Comenta aqui

A %d blogueros les gusta esto: